Pensaba mas bien ponerle como titulo a este blog, "Nos dañaron el cerebro" y es que no se puede esperar mas de estas cabezas que dicen estarce pensando una alternativa.

 Imagina que todo, todo lo que pensamos estuviera virgen y limpio de cualquier cosa que pudiera sesgar un pensamiento, algo así como ser un niño, este espacio hipotético permitiría pensar en cosas comunes y no comunes y desde allí surgirían de una vez las posibles alternativas.

 Pero lamentablemente solo es una hipótesis, pues la realidad es que los diálogos que se dan, y en los que e podido estar, el 90% del tiempo se "invierte" en desaprender, o por lo menos eso intento, volverme "virgen" como para pensarme una cosa "nueva". y el otro 9% del tiempo es descubrir que hay unas diversas alternativas, no una, el 1% queda en ejecución.

 Asi pues que se podía esperar de la segunda reunión, en concreto, la cuarta hora de conversación  entre profesores y directores de colegios. Si, mi expectativa la puse muy alta, pues hoy entiendo que si hablar con las personas del común (mentes dañadas) requiere un 90% de desaprender, ¿cuanto tiempo hay que invertir en un profesor? quien a vivido en pro de replicar esta educación y cuyo ejercicio a sido además el sustento de sus vidas.

 Es así como admiro el esfuerzo de los profesores y directores que "abren" su mente y permiten el dialogo y los cuestionamientos, y con cierta risa picara interna saber que no van a llegar a concluir nada, pero también feliz por que cada uno va descubriendo el valor real del dialogo.

 "El profesor que se levanto de la mesa"  argumento que el dialogo sobre educación alternativa no tenia sentido y que para el era mas importante la gestión interna de su colegio que a esa hora promovía algunos estudiantes a otros grados por su desempeño. Simplemente se paro y se fue.

 Otros incrédulos manifestaron "proféticamente" el fracaso del ejercicio que se tenia a nivel de esa reunión y a nivel del proyecto en general, otra directora confiesa en murmullo no ser capas de hacerlo en su escuela, pero a la vez comenta que su hija ya esta sufriendo  los " castigos de la educación", otra, no da su brazo a torcer pues le da miedo perder. lo que "ganaron" en el ultimo paro nacional de maestros, pero me conforta que se quedaron.

 La cosa no es fácil, y entiendo las posiciones de cada uno, pero sorprendentemente a pesar de ser tan evidente el "problema" las voluntades están averiadas y pretender un cambio desde mentes averiadas ya es un reto en si misma. La analogía no puede faltar: "Es como una persona con una enfermedad X, la cual tiene solución pero que por conveniencias ajenas a él, decide morir sin tomar el remedio.

 @carlosaalf